Saltar al contenido

Toxicidad del escaramujo

30 noviembre, 2019
toxicidad escaramujo

toxicidad rosa silvestre  El escaramujo o rosal silvestre, como popularmente es llamado es fruto, no es tóxico para el organismo. Si es cierto que hay que tomar ciertas medidas en la cantidad que administramos de este fruto para evitar indigestiones innecesarias. Este fruto también tiene fines medicinales y sus hojas y fruto en sí, son utilizados para la medicina natural.

Las medidas que tenemos que tomar frente al escaramujo para evitar efectos nocivos para nuestro cuerpo es debido a que esta planta es rica en taninos. Los taninos es una sustancia muy astringente que tiene la planta, con un gusto amargo, y que le sirve a esta como protector de supervivencia ante insecto o herbívoros.

Peligrosidad y toxicidad de la rosa silvestre

venonoso escaramujoComo sabemos la rosa silvestre es la flor blanca de la planta del escaramujo, un fruto muy rico en vitamina C, tiamina, pectina y taninos. Las semillas de este fruto son ricas en aceite de esencia, el cual ejerce un efecto tóxico sobre el sistema nervioso por lo que un exceso en la alimentación puede llevar a algún problema. Este aceite está presente en esta planta con el mismo objetivo que la sustancia tanino. Es un defensor de la planta de animales que podrían devorarla.

Tiamina: La tiamina es una sustancia vitaminada con funciones energéticas y que tiene un papel importante dentro de nuestro metabolismo.

Pectina: Es una fibra natural que actúa en nuestro organismo atrapando el colesterol que se encuentra en el intestino evitando que este sea absorbido en la digestión y entre en el flujo sanguíneo.

Hay que tener especial atención en los pelos urticantes que recubren el fruto del escaramujo. Dichos pelos podrían irritar el conducto digestivo y ocasiones picores e irritaciones. Por ello, es necesario tener cuidado con la piel de este fruto y a la hora de utilizarlo retirar esta capa de bello que tiene el escaramujo para evitar intoxicaciones innecesarias.

tóxico escaramujoComo hemos comentado, el escaramujo o rosal silvestres es rica en taninos, sustancia que se encuentra tanto en las hojas de las plantas o del fruto a modo de defensa ante los animales herbívoros. Esta sustancia puede ocasionar efectos secundarios relacionados con el aparato digestivo como pueden ser vómitos y gastritis. Esto no esgrime que el fruto sea altamente tóxico, pero administrado en grandes dosis, los taninos pueden bloquear las secreciones intestinales y alterar la flora bacteriana causando estreñimiento.

Leyendas de la toxicidad del escaramujo

Antiguamente se asociaba la ingestión de escaramujo a la aparición de las piedras en los riñones debido a la similitud de su semilla con las piedras renales. Desde luego, podemos entender a día de hoy que esta teoría popular y sin base científica es totalmente errónea.

En conclusión, no existe problema en consumir escaramujo. Es muy difícil tener una intoxicación de este fruto si se toma en cantidades normales dentro de una dieta variada y equilibrada. Por supuesto, no se recomienda un exceso de ingestión de este alimento, esa sería la primera precaución a tomar en caso de indigestión o leve intoxicamiento por comer escaramujo